27/6/2020 

 


 

Un tribunal comercial de la Alta Corte de Londres definirá “cuanto antes” quién es el representante legítimo de Venezuela, si el presidente Nicolás Maduro o el diputado opositor Juan Guaidó para determinar quién de los dos tendrá acceso legal a la recuperación de las 31 toneladas de oro pertenecientes al país bolivariano, valoradas en más de 1.000 millones de dólares, que se encuentran retenidas en el Banco de Inglaterra (BOE).

El juez Nigel Teare del Tribunal Superior británico analiza esta cuestión desde el lunes en el marco de una querella del Banco Central de Venezuela (BCV) contra el Banco de Inglaterra (BoE). Teare, escuchó los argumentos de Nick Vineall, representante de la junta del Gobierno de Maduro, y de Andrew Fulton, quien intercede por Guaidó. Luego del cierre de los alegatos, el magistrado prometió emitir un dictamen “cuanto antes” para resolver este caso y hacer entrega del oro a quien él considere como presidente de Venezuela.

Una vez se establezca si la junta del Banco Central de Venezuela (BCV) designada por Maduro y presidida por Calixto Ortega es la legítima, la corte podrá avanzar en la demanda presentada en mayo contra el BoE por el propio Ortega, que acusa al banco británico de infringir contrato al no cumplir su orden de transferir 930 millones de euros de las reservas a un fondo de la ONU para que sean usados en la lucha contra la COVID-19 en la nación suramericana.

Como garantía de que, si obtiene el oro, el fruto de su venta se dedicará a combatir el coronavirus y no a otros fines, el BCV negoció que el dinero se transfiera directamente al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). “Esta es una emergencia humanitaria” y “la intransigencia del Banco de Inglaterra está poniendo vidas en peligro”, denunció Sarosh Zaiwalla, representante legal en Londres de Ortega y su equipo.

Es necesario remarcar que un Banco Central no puede, una vez que tiene una reserva de oro, quedársela o no devolvérsela a su legítimo dueño, a menos que exista un incumplimiento a las condiciones establecidas en el contrato. Pero ese no es el caso de Venezuela.

Sin embargo, ahora el Banco de Inglaterra alega que no sabe quién es el legítimo dueño del oro venezolano.

El atropello institucional comenzó con Guaidó luego de “invalidar” al presidente del BCV Calixto Ortega, en julio de 2019 el representante de la oposición, nombró su propia dirección de la institución, una decisión que poco después fue anulada por la Corte Suprema de Venezuela.

En 2018, el gobierno de Nicolás Maduro, en medio de las crecientes sanciones internacionales contra Venezuela, le reclamó al BOE la devolución del oro pertenecientes al pueblo venezolano. Pero en enero del 2019, esta solicitud fue denegada. En ese entonces, el banco alegó que el primer ministro británico, Boris Johnson, solo reconocía a Guaidó como mandatario legítimo, luego de que este se autoproclamara como presidente en medio de una plaza rodeado de algunos de sus seguidores.

A raíz de esta noticia, recordamos la decisión del entonces presidente de la Nación Mauricio Macri cuando en 2017 envió a Londres alrededor de 11.000 kilos de lingotes de oro del Banco Central valuados en US$ 462 millones de ese momento. El metal precioso formaba parte de las reservas argentinas y quedaron bajo “custodia” de Gran Bretaña, un país que tiene ocupado militarmente y de manera ilegal e ilegítima parte de nuestro territorio.



print.gif  friend.gif