23/6/2020 

 https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1592852426885Cola%20Camioneros%20aduana%20uspallata.jpg


 

El caso del transportista boliviano con coronavirus interceptado en Uspallata disparó las alarmas en la provincia, pero no una protesta formal ante la Nación como sí realizó Salta ante una situación idéntica.

El caso del transportista boliviano con COVID 19 que actualmente está internado en el hospital Lencinas generó preocupación en Mendoza y derivó en una comunicación telefónica entre la ministra de Salud Ana María Nadal y su par sanjuanina, Alejandra Venerando, para aceitar el intercambio de información entre ambas provincias.

El camionero fue hisopado en San Juan y fue autorizado a continuar su viaje hacia Chile antes de conocer el resultado del test. Así ingresó a Mendoza y recorrió varios kilómetros hasta llegar a Uspallata, donde finalmente fue interceptado por efectivos de la Gendarmería Nacional, quienes ya habían sido advertidos por las autoridades sanjuaninas de que la prueba había dado positiva.

"No hay una protesta formal contra San Juan", resaltaron fuentes de la gobernación mendocina. Pero sí se pondrá mayor énfasis en la comunicación de datos sanitarios sensibles que involucren, principalmente, a transportistas.

Otra actitud

Ante una situación idéntica, el gobierno salteño tomó una actitud diferente y anunció que presentará una queja formal ante el Ministerio de Salud de la Nación por el caso de un camionero que dio positivo de COVID 19 en San Juan y que de todas maneras viajó infectado hacia el norte.

"Viendo el desenlace de lo que ocurrió con este camionero salteño, advertimos graves errores de San Juan y Catamarca", indicó el secretario de la Gobernación de Salta, Matías Posadas. "Entendemos que los controles son para prevenir, pero lo que hacen en esa provincia (San Juan) es riesgoso. En Jujuy hacen test rápidos, más allá de la fiabilidad de la prueba, lo entregan en el momento", agregó el funcionario, quien informó que su provincia presentó una queja formal ante la Nación.

En San Juan también tomaron nota del inconveniente y sumaron controles a camioneros para evitar la propagación del virus. Así, los transportistas que no residan en la vecina provincia "deberán presentar los estudios de hisopados y test que se le hayan realizado hasta el momento del ingreso y, además, estarán obligados a la realización de un test que se practicará en los límites provinciales", según publicó el diario de Cuyo.

A partir de ahora, si el estudio rápido "resultara positivo, el transportista deberá someterse a un hisopado, activándose el Protocolo" local, por lo que deberá ser hospitalizado, explicó Carlos Munisaga, secretario de Seguridad.



print.gif  friend.gif