12/7/2019 

 


 

Turquía empieza a recibir este viernes los primeros componentes de los sistemas antimisiles rusos S-400, según ha anunciado el Ministerio de Defensa de Turquía.

Según el Ministerio, la primera entrega de S-400 en el marco del contrato firmado entre los dos países ha llegado a la base aérea Mürted, ubicada cerca de Ankara. Tres aviones rusos que transportan partes de los sistemas S-400 ya han llegado a esta base aérea, de acuerdo con el ministro turco de Defensa, Hulusi Akar. Las entregas de los componentes restantes de los sistemas antimisiles se realizarán en los próximos días. 

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, ha comentado que Ankara y Moscú trabajan en estrecha cooperación en relación con el comienzo del suministro de las unidades rusas.


Por su parte, el secretario de prensa del Kremlin, Dmitri Peskov, recalcó que los envíos "se realizan en estricta conformidad con los acuerdos alcanzados y los contratos firmados. Se cumplen todas las obligaciones de las partes", agregó.

A su vez, el Servicio Federal para la Cooperación Técnico-Militar de Rusia ha confirmado el comienzo del proceso de envío de S-400 a Turquía, ha destacado este organismo a RIA Novosti. Los sistemas antimisiles llegarán "dentro del plazo acordado por las partes", ha subrayado el Servicio Federal.

Asimismo, el Ministerio de Defensa de Rusia ha anunciado que este viernes Moscú ha realizado la entrega de la primera serie de componentes de los S-400 rusos. El envío de las otras partes de estos sistemas "se producirá estrictamente en conformidad con las condiciones del contrato concertado con la parte turca y en los plazos acordados por las partes", informó.

Contrato entre Rusia y Turquía
El contrato para el suministro a Turquía de cuatro sistemas rusos S-400 Triumf por un valor de alrededor de 2.500 millones de dólares se firmó en 2017. A su vez, Washington ya lleva dos años intentando persuadir a Ankara de que abandone la idea de comprar esos sistemas y en su lugar adquiera los estadounidenses Patriot. 

A primeros de junio el Pentágono estableció una fecha límite para que Turquía anuncie su renuncia a adquirir los sistemas rusos. Desde Washington se advirtió a Ankara que si no rechazaba la compra, sería excluida del programa de cazas polivalentes F-35.

A pesar de las reiteradas exigencias por parte de EE.UU. de que Ankara abandone el acuerdo de adquisición, tanto el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, como su ministro de Defensa, Hulusi Akar, rechazaron esa opción. Además, Akar anunció que el despliegue de los S-400 comenzará en octubre de este año.




print.gif  friend.gif