27/11/2018 

 Imagen relacionada


 

Finalmente, el fracasado operativo y la violencia que impidieron que se disputara la Superfinal de la Copa Libertadores entre River y Boca llevó a que el responsable de la seguridad porteña fuera empujado por Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta a presentar su renuncia: confirmaron que Martín Ocampo dejó de ser ministro de Seguridad porteño luego de que en las primeras horas de la mañana desde el Ejecutivo de la Ciudad ratificaran su continuidad.

La noticia fue confirmada horas después de que el mismo Santilli ratificara a Ocampo en su cargo. “Hicimos un operativo importante; había muchos efectivos de la Ciudad y de fuerzas federales. Había tres anillos de operación, pero algo no funcionó bien. El ministro (Ocampo) está en su cargo y estamos investigando todo lo sucedido el sábado”, había dicho entonces Santilli.

Asimismo, también hoy se supo que Ocampo y su par nacional, Patricia Bullrich, fueron denunciados penalmente en los tribunales federales de Comodoro Py por el operativo de seguridad antes del partido.

Ocampo había quedado en el ojo de la tormenta tras los incidentes ocurridos el sábado antes de la final que se disputaría en el Monumental. Poco antes del partido, el micro que trasladaba a los jugadores y al cuerpo técnico de Boca –custodiado por efectivos policiales- fue atacado a piedrazos por hinchas de River.

A pesar de que se espera la palabra del jefe de Gobierno porteño, estaría confirmado que su vice, Diego Santilli, quedaría a cargo del área de Seguridad en la Ciudad.
 
A pesar de la filiación de Macri con el xeneize, la salida de Ocampo y la ocupación de su lugar con Santilli, cercano a River, configura una dura derrota para el presidente de Boca, Daniel Angelici: Ocampo es amigo personal del "Tano" y, no sólo eso, sino que un hijo del ahora exfuncionario es ahijado del "operador judicial" del macrismo.



print.gif  friend.gif