| Argentina
Noticias Cuyo
Seguinos en:
Facebook   Twitter
     
Hora en Mendoza:
El Tiempo en Mendoza El Tiempo en San Juan

Portada Economía Politica Paseos y Placeres Departamentales Internacionales Cultura Tecnica y Ciencia Deportes

El socio menos pensado: Bill Gates desembarca en el sistema agroalimentario argentino

 

 

Carne sintética ultraprocesada, material celular con sabor a pollo o pescado, huevos artificiales, semillas de maíz, soja, girasol y también todas las frutas, hortalizas y verduras sometidas a la edición genética mediante la técnica CRISPR, campos despoblados controlados por drones teledirigidos y programables para sembrar, medir variables y seguir fumigando con nuevos combinados de agrotóxicos y fertilizantes sintéticos con la incorporación de software de precisión para mapear y recolectar toda la información de los recursos biológicos y genéticos, automatización de procesos físicos decosecha y todas las etapas de la agricultura intensiva, en las que las máquinas deciden por si solas, supervacas, supercerdos y superpolllitos bebé resultantes de la biotecnología aplicada solo para incrementar la producción sin ningún reparo en los riesgos a la salud humana y la anulación por completo de los saberes de miles de años de agricultores y agricultoras, es parte de lo que es el plan del cual se habló el 30 de Junio de 2020, en la presentación de la agricultura del futuro inmediato en la Argentina.


Una especie de relanzamiento del modelo agroindustrial, tal como sucedió en el año 2010 con el Plan Estratégico Agroalimentario. Aunque recargado. Se trata de la deshumanización de la agricultura en si misma de un plan enajenado de la realidad y de las consecuencias que el modelo agroindustrial inmunosupresor ha sido coautor necesario del confinamiento social que asola al planeta, estos días, por la Pandemia Covid-19. No salimos de ella, y el horizonte es la propuesta de la desolación y en manos de Bill Gates.

El evento es promovido por el IICA, Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, un organismo internacional sostenido por los Estados, que presenta un claro desdibujamiento de la línea entre lo público y lo privado ya que se trata de una auténtica entidad encubierta del agronegocio, a través del cual opera la Fundación filantrocapitalista de Bill & Melinda Gates (1) (2). Un ardid perfecto, establecer en las agendas públicas necesidades que en realidad son propias de las agendas privadas.

Se trata de la propuesta para el modelo agroalimentario Argentino denominada "AgTech. El Nuevo Paquete Tecnológico del Sector Agropecuario." (3) Ello, con vistas a consolidar un acuerdo específico de asistencia técnica y asesoramiento entre el IICA con el Gobierno Argentino, a través de los Ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, en el marco del megaproyecto, que ya tiene nombre: "Vaca Viva" pensado para la agricultura 4.0 en Argentina.


1.- Ag-Tech es Ag-One de Bill Gates
AgTech, se trata un plan  de implementación integral de tecnologías disruptivas en el agro, que comprende un  conjunto de softwares asociados con el fin de una automatización completa (digital y física) de la agricultura, (drones y  maquinarias automatizadas para todas las etapas de producción y recopilación de datos mediante sistemas de software específicos). El origen del termino AgTech para el plan de agricultura 4.0 que forma parte del acuerdo con el gobierno Argentino, según el informe del IICA,  si bien se trata de una cuestión meramente anecdótica, reconoce el predominio del modelo norteamericano de desarrollo y financiación de la innovación aplicada en la agricultura. En otras palabras, AgTech deriva del Ag-One, el plan de Bill Gates para la agricultura. (4)

En efecto, el plan AgTech nace del acuerdo, en el año 2018, suscripto por el Director General del IICA, Manuel Otero, y el presidente de Microsoft Latinoamérica, César Cernuda, "Alianza Digital Educativa para Las Américas" (5) con el objetivo de implementar una digitalización completa de la agricultura,  a través de una amplia plataforma tecnológica de Microsoft utilizando herramientas de Internet de las Cosas (IoT), Big Data e Inteligencia Artificial (IA); así como la aplicación de innovación y tecnologías de información y comunicación en proyectos de desarrollo, entre otras.  “Necesitamos reducir rápido la brecha digital. Eso requiere ser innovadores y modernizar la cooperación técnica brindada por el IICA. Para eso es imprescindible aprovechar al máximo el potencial de las tecnologías de información y comunicación. En ese sentido el IICA considera a Microsoft un aliado estratégico con el cual desarrollaremos conjuntamente proyectos y soluciones en beneficio de la agricultura de las Américas”, dijo el Director General del IICA, Manuel Otero.(6) Luego agregó "El 2019 será para el IICA un año de realizaciones importantes para llevar resultados concretos a las poblaciones rurales. La alianza con Microsoft es fundamental para recorrer ese camino”.  El Acuerdo luego fue presentado por el IICA de modo contundente: MICROSOFT Y EL IICA DEFINIERON HOJA DE RUTA PARA LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DEL AGRO DE LAS AMÉRICAS.


Además en el parte de prensa se señaló que no era el primer acercamiento entre el IICA y Microsoft sobre el tema. Meses atrás las dos instituciones habían  iniciado un proceso para desarrollar prototipos de Internet de las Cosas e Inteligencia Artificial orientadas al combate de enfermedades que se presentan en el cultivo del café, y también, la generación de una plataforma para fortalecer las capacidades de las personas en temas agropecuarios. Además un representante de Microsoft de Bill Gates, Armando Blanco, participó en un  foro de diálogo público-privado organizado por el IICA en el marco de la 38va Reunión Ordinaria de su Comité Ejecutivo, en el mismo año (2018). En esa instancia, Microsoft expuso cómo mediante la utilización de tecnologías con drones y sensores, la implementación de la agricultura de precisión, el Big Data, el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial, se puede aumentar la productividad y reducir costos de producción en el sector agrícola. Fue la antesala del acuerdo firmado efectivamente.


En el centro de la foto: el Gerente de Mercadeo de Cultivos de Bayer AG para Latinoamérica, José Manuel Domínguez; a su izquierda, el especialista en Internet de las Cosas de Microsoft, Armando Blanco. 38va Reunión Ordinaria de su Comité Ejecutivo del IICA. (2018)

En ese foro también fue parte José Manuel Dominguez, el Gerente de Mercadeo de Cultivos de Bayer AG para Latinoamérica. Domínguez es esa ocasión informó que Bayer dirige sus esfuerzos a mejorar la sanidad e inocuidad de los alimentos y a favorecer el incremento de la productividad, y se ha centrado en la protección de cultivos y en el fomento a las buenas prácticas agrícolas (BPA). “Hemos avanzado en los conceptos de la cadena de valor de los alimentos, tenemos programas mundiales donde ayudamos a los productores a que mejoren sus condiciones básicas de producción y manejo de residuos bajo un concepto de sustentabilidad”, comentó. Además, añadió que contribuyen para que "asociaciones de productores que aplican BPA puedan exportar a Estados Unidos y la Unión Europea a través de una plataforma en la que se contactan importadores interesados en adquirir sus productos"(7).

En el caso de Microsoft, Blanco indicó que la corporación procura aumentar la productividad y reducir costos de producción en el sector agrícola mediante la utilización de tecnologías como drones y sensores, la implementación de la agricultura de precisión, el big data, el Internet de las Cosas y la inteligencia artificial.“Con drones podemos tomar imágenes de campo para reconocer si existe una baja producción, sequía o plagas. Los sensores nos permiten identificar cambios de temperatura, humedad y otros datos de los productos. La información que se generara facilita el desarrollo de modelos productivos eficientes, que permiten ahorrar agua, reducir pérdidas de alimentos y ofrecer producto de mayor calidad”, afirmó entusiasta el representante de la empresa de Bill Gates (8).

Los representantes del sector privado respondieron consultas de las autoridades públicas presentes en el encuentro en el que también se aprobó el Plan de Mediano Plazo (PMP) 2018/2022 del IICA. Dato no menor.


El AgTech que se presentó el 30 de Junio de 2020 de la mano de Manuel Otero del IICA, efectivamente - como ya se señaló - no es otra cosa que el AgOne que soñó, diseñó y construyó Bill Gates desde el filantrocapitalismo, desarrollando e invirtiendo en investigaciones y proyectos tecnológicos para ser aplicados sin evaluación de riesgos en el sistema agroalimentario y que no tienen otro fin que generar procesos de acumulación del capital, concentración económica, apropiación de recursos genéticos y dominación social, tal como lo ha denunciado la Dr. Vandana Shiva.

En Octubre de 2016, en ocasión del Tribunal Monsanto en La Haya - Holanda, se realizó la Asamblea de Los Pueblos, en la que participamos en el panel de apertura sobre la apropiación de los recursos genéticos por la empresa Monsanto y en los talleres de trabajo sobre las experiencias, acciones y estrategias - en el plano jurídico con énfasis en la praxis judicial propiamente dicha ante los tribunales- desplegadas en los territorios contra los impactos del agronegocio. Ahí Vandana Shiva advirtió que a la lucha contra la empresa ícono del modelo agroindustrial ecocida, Monsanto, hoy encarnada en Bayer, había que sumar a Bill Gates que había volcado sus inversiones en la agricultura bajo el manto de la filantropía (9) . Fue ella la que avisó al mundo de algo que nos parecía lejano para la Argentina, pero que efectivamente está a punto de atravesarnos la realidad de cada uno de nuestros días.

Ag One, es una nueva iniciativa anunciada por la fundación Gates llamada "The Bill & Melinda Gates Agricultural Innovations LLC", o "Gates AgOne". Gates AgOne será una subsidiaria de la Fundación Gates y estará dirigida por Joe Cornelius. AgOne está siendo aclamada - dicen Vandana Shiva junto Prerna Anilkumar y Urvee Ahluwalia -como una nueva organización sin fines de lucro para "llevar los avances científicos a los pequeños agricultores cuyos rendimientos están amenazados por los efectos del cambio climático". El objetivo es "acelerar la desarrollo de innovaciones" que son "necesarias para mejorar la productividad de los cultivos y ayudar a los pequeños agricultores, la mayoría de los cuales son mujeres, a que se adapten al cambio climático". Pura Retórica para una emulación perfecta. (10)

Shiva, Anilkumar y Ahluwalia apuntan que AgOne es una expresión de la filosofía de Gates en la que él como multimillonario considera que es el único que tiene conocimientos sobre la agricultura y el único también que tiene el derecho de poder determinar las vidas de miles de millones de personas. AgOne se basa en otras iniciativas que Bill Gates ha anunciado como "Una Agriculture, Una Ciencia"(11) . "Una agricultura, una ciencia" significa para Shiva, Anilkumar y Ahluwalia esencialmente "una investigación y un conocimiento". En un mundo de diversidad, pretender ser el "Uno" es un diseño para el Imperialismo. Es un diseño para colonización epistémica. La continuación de un sistema patriarcal que se impone violando todos los preceptos de la vida. Es una negación de la riqueza de los conocimientos agroecológicos y prácticas que están resurgiendo en todo el mundo. Para Shiva, Anilkumar y Ahluwalia, AgOne reencarna el último monocultivo de la mente que ya ha devastado la agricultura en todo el mundo a través de la extinción de los conocimientos y las culturas. Es una receta para empobrecer y esclavizar a intelectualmente y económicamente que tiene como fin erosionar aún más las bases ecológicas de la agricultura, dejando los sistemas alimentarios del mundo a merced de multimillonarios y grandes corporaciones. También es una receta para socavar la soberanía de las semillas y la soberanía alimentaria. (12)

Las palabras de Shiva, Anilkumar y Ahluwalia de lo que es y representa AgOne, se replica en proyecto argentino AgTech, ya que en definitiva se está hablando de lo mismo, porque ambos reconocen una misma génesis: Bill Gates.


Otro punto importante a señalar, y que apuntan Shiva, Anilkumar y Ahluwalia, es el modus operandi de la Fundación de Bill Gates de coaptar instituciones de carácter público para imponer su agenda en la agricultura de los países. La Organización Grain ha dado cuenta (13) de las enormes cantidades de dinero en donaciones realizadas por la fundación de Bill Gates, que en realidad son una inversión que con el tiempo le permite consolidarse y tener gran influencia sobre las agendas de investigación y desarrollo agrícola en los organismos en los que se involucra y realiza sus generosos aportes económicos.

En el año 2011, la Fundación Bill Gates realizó aportes financieros importantes al Grupo Consultivo sobre Investigaciones Agrícolas Internacionales (CGIAR, su sigla en inglés) para sentar base. El CGIAR es el Grupo Consultivo sobre Investigaciones Agrícolas Internacionales , formado en 1971, es un consorcio de 15 centros internacionales de investigación agrícola (cada uno con un banco de semillas).

También, en el mismo año, tuvo su acercamiento estrecho al IICA y fue con todo. La Página del IICA nos da un testimonio contundente "con la convicción de que innovar en la agricultura puede servir a la humanidad para fortalecer la seguridad alimentaria de los pueblos y combatir el deterioro ambiental, se inició este 19 de octubre el Encuentro de Ministros de Agricultura de las Américas 2011 .... "La conferencia magistral estuvo a cargo de Prabhu Pingali, Subdirector de Desarrollo Agrícola de la Fundación Bill & Melinda Gates, la cual tiene como uno de sus ejes estratégicos la cooperación en agricultura como medio para superar la pobreza y el hambre en Asia y África. “La innovación en América Latina y la inversión en agricultura fueron muy importantes hace unos años, no solo para ayudar a que la región superara la hambruna, sino porque impulsó a las economías emergentes y ayudó a millones de personas en el mundo a dejar atrás la pobreza y el hambre”", dijo Pingali. "El reto actual, agregó, es invertir más en investigación y desarrollo, y encontrar vías para transferir ese conocimiento a todos los países." (14).

Shiva, Anilkumar y Ahluwalia advierten que el imperio digital de Bill Gates en la agricultura incluye el control de los recursos genéticos controlando el sistema del CGIAR que mantiene el suministro de semillas del mundo, además de la cartografía genómica digital de las semillas y nuestra diversidad genética, socavando las leyes y tratados que previenen la biopiratería, impulsando nuevos OGMs basados en CRISPR/ edición de genes y desregular nuestras leyes de bioseguridad, así como la extracción de datos de los agricultores para construir su esclavitud digital a través de las tecnologías de vigilancia. (15)

Principalmente a instancias de Bill Gates, un nuevo Grupo de Referencia del Sistema (SRG) ha presentado sus recomendaciones en julio de 2019 pidiendo la unificación formal de los 15 centros del CGIAR en uno solo. La reunión de los 15 Centros fue convocada en la sede de Bioversity International (BI) en las afueras de Roma en diciembre de 2019 para discutir la "mega-fusión". La consolidación implicaría una junta internacional que sería responsable de los 15 centros. Los peligros parecen inminentes cuando se mira más profundamente y se ve que el SRG es co-presidido por Tony Cavalieri, Oficial Superior de Programas de la Fundación Bill y Melinda Gates, y Marco Ferroni, Presidente del Consejo de Administración del Sistema y recientemente retirado como jefe de la Fundación Syngenta. La unificación está siendo impulsada por Gates y Syngenta Fundaciones, USAID, Reino Unido, Canadá, Australia y Alemania y el IICA. (16)

De lo que advierten Shiva, Anilkumar y Ahluwalia, quedó plasmado en el documento “Alimentar al mundo en un clima cambiante: una hoja de ruta de adaptación para la agricultura” (17) . El propia IICA hace alarde del documento que con la excusa de acelerar la adaptación al cambio climático se propone una transformación del sistema agrícola mundial "con la tarea de alimentar a una población cada vez más creciente y bajo condiciones climáticas más extremas". La adaptación del sistema de producción de alimentos es urgente en las Américas, no sólo por la alta vulnerabilidad al cambio climático del sector, sino que de ello depende el mantener e incrementar la oferta de alimentos que el continente hace al mundo, señalan desde el IICA (18). Todo ello, de la mano del Ag-One de Bill Gates, claro. "Un plan ideal, Un negocio redondo, Una dominación perfecta" decimos por nuestra parte.

2.-Alianza estratégica por la agricultura 4.0 de la desolación


El AgTech reconoce como base el Plan de Mediano Plazo (PMP) 2018-2022 del IICA y apunta principalmente a las agriculturas de Argentina y de Brasil , en primera instancia, para luego implementarlo en toda la región latinoamericana y el Caribe. Desde la propia página del IICA se deja constancia de eso: Programas pilotos serán ejecutados en Brasil y en Argentina, según la definición de prioridades para instrumentar el acuerdo que ambas organizaciones suscribieron en octubre para trabajar en beneficio de las zonas rurales de los países de América Latina y el Caribe. (19)

A la alianza estratégica celebrada con Bill Gates, se le sumó la corporación Global Hitss subsidiaria de American Móvil (del Multimillonario Carlos Slim, para fortalecer las aplicaciones (app) de software, y las empresas agrobiotecnológicas Bayer y Coterva con el aporte de los paquetes tecnológicos que incluyen las semillas modificadas genéticamente (transgénicas y principalmente CRISPR) y nuevos formulados comerciales de agrotóxicos.

Manuel Otero del ICCA y Mathias Kremer, en representación Bayer (Febero 2019). Lucen relucientes al firmar la alianza para que Bayer ponga a disposición todo su arsenal biotecnológico en el AgTech para implementar en Argentina y Brasil.

Sustentabilidad, inocuidad de alimentos, empoderamiento de las mujeres en el campo y uso correcto de productos son los ejes centrales de la nueva alianza entre Bayer y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). Asi anuncia el IICA su alianza con Bayer-Monsanto. La alianza, establecida a través de un acuerdo general de cooperación, fue firmada en Berlín durante la Fruit Logistica, en Febrero del año 2019. (20) La cooperación entre las dos instituciones tiene como objetivo central promover el desarrollo agrícola y el bienestar rural, y apoyar a la agroindustria en América Latina y el Caribe, región considerada como la gran proveedora global de alimentos.

El acuerdo incluye acceso e intercambio de conocimientos, ciencia, tecnología, innovación y recursos financieros para el refuerzo de la sustentabilidad y la seguridad alimentaria. “El agro es una parte fundamental de las economías latinoamericanas y la profesionalización del sector permite producir más alimentos en menores espacios”, comenta Mathias Kremer, head de Crop Science para Países Andinos, Centroamérica y el Caribe en Bayer, quien firmó el convenio con el Director General del IICA, Manuel Otero.

“América puede y debe ser garante de la seguridad alimentaria mundial, incrementando sustancialmente las exportaciones y cuidando el acceso y la oferta de alimentos para nuestros 600 millones de habitantes. Para ello debemos reconocer el carácter estratégico de las alianzas público-privadas”, explica Manuel Otero, Director General del IICA.

El acuerdo está fuertemente enlazado con el Plan de Mediano Plazo (PMP) 2018-2022 del IICA, hoja de ruta institucional del organismo especializado en desarrollo agrícola, que cuenta con cinco ejes de trabajo, uno de ellos de inocuidad, se informó a la prensa.

La alianza Bayer-IICA determina también que los tópicos de sanidad de los alimentos tendrán especial atención en los proyectos conjuntos. Las Buenas Prácticas Agrícolas, monitoreo de residuos químicos en los alimentos y biodiversidad también son temas destacados que serán instrumentados en la región a través de programas piloto.(21) La hoja de ruta trazada en el año 2018 entra el IICA y Microsoft de Bill Gates, sumaba a la empresa mas importante de la biotecnología en Europa. Restaba ir por la mega empresa norteamericana Corteva, para integrarla a la alianza.

Manuel Otero del IICA y Jim Collins, Ceo de Corteva cerrando el acuerdo, para que la empresa norteamericana mas poderosa, junto a Bayer y Bill Gates, conformen la alianza estratégica que pone en riesgo la soberanía alimentaría de toda latinoamerica. Octubre 2019.

Efectivamente, el último eslabón de la ruta trazada para el Plan del IICA fue Corteva Agriscience que se integró a la red de socios estratégicos con la firma de un convenio que facilitará el acceso de los productores a los mercados, incrementará la competitividad agroempresarial y aumentará la productividad de las fincas con la mejora del acceso a insumos agrícolas en las Américas, reza el comunicado de prensa (22).

El acuerdo de cooperación, anunciado en la Conferencia de Ministros de Agricultura de las Américas 2019, que se realizó en San José, Costa Rica, fue firmado por Ana Claudia Cerasoli, presidenta de Corteva Agriscience para la región Mesoandina, y Manuel Otero, Director General del IICA. El acuerdo se había cerrado dos semanas antes, en un congreso de Corteva en Iowa con el Ceo de la megaempresa norteamericana, Jim Collins, donde Otero del IICA fue un invitado especial.

“La agricultura digital no solo impactará a los agricultores sino a todos los eslabones de la cadena productiva, incluidos los consumidores cada vez más informados y exigentes”, dijo Cerasoli. “Corteva Agriscience y el IICA reconocen el importante papel que juegan las asociaciones público-privadas en las iniciativas del desarrollo de la agricultura”, indicó Otero.

El entendimiento responde a la estrategia del IICA de tener una interacción cada vez más importante con el sector privado para ofrecer soluciones concretas para los desafíos climáticos, sociales y productivos de la agricultura en el Hemisferio Occidental, reza la página del IICA. Se Acababa de concretar la alianza estratégica en Agricultura de mayor concentración que jamás haya existido.

3.- El plan de la deshumanización de la Agricultura. AG-Tech/Ag-One (23)


IICA, la Fundación Bill Gates, Bayer/Monsanto, y Corteva (Dow, Dupont & Pionner), no cabe dudas, conforman la alianza más peligrosa para la agricultura y la soberanía alimentaria de cada país en América Latina y el Caribe. Los Objetivos de AgTech/AgOne abarca todos los procesos productivos del sistema agroalimentario que son atravesados por el designio hegemónico y de dominación de Bill Gates. La puerta de entrada elegida, fue la Argentina, del mismo modo que Monsanto en 1996 eligió a nuestro país para liberar su primera semilla transgénica de la mano del actual Canciller Felipe Solá.

Señalamos algunos aspectos centrales del plan AgTech del IICA que Manuel Otero viene a presentar hoy, 30 de Junio de 2020, en nombre del IICA, pero sin decirlo, en nombre de la alianza estratégica que le da soporte a su paquete tecnológico (principalmente Bill Gates, el cerebro del plan globalizador).

A) Agricultura extensiva (24)

El AgTech en materia de agricultura de cultivos de gran escala comprende a los cereales y oleaginosas (soja, maíz, girasol, trigo, sorgo y arroz), generalmente commodities pero también algunas especialidades que son de gran escala e involucran una dinámica y equipamiento similar, como caña de azúcar, algodón, palma, y diferentes legumbres: porotos, lentejas, arvejas y garbanzo.

Sobre estos cultivos, el Agtech propuesto a las autoridades nacionales señala que los desafíos tecnológicos comprenden el mejoramiento genético de variedades de semillas, centralizando en la técnica CRISPR-cas9 de edición genética, señalando que se abre un enorme espacio de aplicaciones para variedades de cultivos para hacerlos más rápida y eficazmente adaptables a diferentes condiciones, y más customizable de acuerdo a las características del destino de esa producción; por otro lado se encuentra la inoculación de semillas, que permite fijar nitrógeno al suelo, reduciendo la dosis necesaria de nitrógeno químico, y mejorando la relación semilla-suelo.


Luego se prevé una automatización de tareas claves desde los estudios del suelo, la siembra con tecnologías mecatrónicas, cosecha, riego, aplicaciones, con drones y procesos robotizados). También una automatización de monitoreo de variables (exógenas o inherentes a la actividad), como climáticas, técnicas, eficiencias, consumos, costos, inventarios, para la toma de decisiones durante el proceso productivo y la generación de alarmas. Diseño, modificación y cantonización de insumos o materias primas. Aumento de precisión o granularidad en la recolección de datos, para acciones más focalizadas y prescripciones variables de tratamientos posteriores. Mejora en la performance de ciertas operaciones clave, por mayor precisión de la acción y mayor eficiencia (ejemplo: pulverización variable, siembra variable, polinización variable).

En Argentina, uno de los principales lobbystas de la Agricultura 4.0 es Gabriel Delgado, actual interventor/veedor de Vicentin, quien sonó fuerte para ocupar el puesto que hoy ostenta Luis Basterra. En Junio de 2019 Delgado sin escrúpulos dijo: "Otra revolución del campo es con la informática, él que la paró de pechito fue Bill Gates. Se trata de la agricultura 4.0 que nos permite una automatización no ya solo de procesos digitales, sino también de procesos físicos a gran escala que significa eso ? máquinas que pueden tomar decisiones por si solas." (25) En otra entrevista sostuvo "estamos inmersos en un contexto de evolución acelerada en el que estas tecnologías vuelven a las industrias obsoletas rápidamente. Pero, cuidado, este riesgo no es patrimonio de ellas solamente. A las instituciones les ocurre lo mismo. Y el Estado es la principal institución que tiene nuestro país. Por eso es fundamental que el Estado esté a la vanguardia de este proceso." (26) Delgado utiliza la mismas palabras y argumentos de Bill Gates para defender y promocionar la agricultura 4.0.

El dato a considerar y tener en cuenta. El Presidente Alberto Fernández escucha mucho a Gabriel Delgado. Delgado hoy avocado a la intervención/veeduría de Vicentín para ponerla en órbita del proyecto agroindustrial Vaca Viva (concepto acuñado por él mismo), está en el banco de suplentes para el máximo puesto de la agricultura nacional, pero dispuesto a colaborar y salir a la cancha cuando se lo necesite. Así fue que, cuando el Presidente Alberto Fernández lo llamó para ser el interventor de la empresa agroexportadora Vicentin, aún convaleciente de una operación quirúrgica días previos, saltó de su cama y estuvo presente en el acto de anuncio de la intervención y expropiación. Eso si, solo para cumplir su función en lo que mas sabe y se preparó estos últimos años, automatización de todos los procesos físicos de la agricultura que propone el AgOne de Bill Gates y el AgTech del IICA y el desarrollo de los cultivos CRISPR (edición genética) y la carne artificial. Todo soberano alimentario.

B) Los riesgos del Big-Data de Bill Gates y la biopiratería 

Un punto a considerar en el desarrollo de todas las tecnologías bajo el manto de la Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial   y el Big Data, es la vulnerabilidad que representa para la seguridad de los recursos genéticos y biológicos, el acceso a toda la información de los mismos mediante software de precisión por parte de pequeñas empresas,  que a la postre pueden ser absorbidas por una gran corporación económica, como ya ha sucedido con las pequeñas semilleras, y quedar todo centralizado en una única base de datos. Vandana Shiva alerta sobre ello "la agricultura digital y la vigilancia de los agricultores, sus tierras, sus cultivos está creando "datos" para el cártel del veneno y la fundación Gates que se está recogiendo a través de el uso de la robótica y las tecnologías digitales, la inteligencia artificial y los dispositivos conectados a la internet ("internet de las cosas"). Los grandes datos, el análisis de datos y el aprendizaje automático son que se están incorporando a la agricultura mediante sistemas de rastreo electrónico, la datos meteorológicos, mapas para teléfonos inteligentes y otras aplicaciones de teledetección. "Precisión agricultura" es esencialmente una "agricultura generadora de datos", ya que se basa en la observación y midiendo los cultivos, las variables del medio ambiente con sensores y satélites. Estos "datos" de las granjas y los agricultores se están recogiendo sin su conocimiento." (27)

La oferta digital para la automatización de la agricultura (incluida la familiar). La dominación encubierta de Bill Gates, a través de las Star-up

Pero hay algo mas peligroso, que apunta Vandana Shiva. Bajo el Convenio de Diversidad Biológica, hay múltiples protocolos creados. Uno de ellos es el protocolo de Nagoya sobre acceso y distribución de beneficios, 2010. El objetivo era establecer un sistema jurídicamente vinculante marco para la aplicación del concepto de acceso y distribución de beneficios como se previó en el convenio sobre la diversidad biológica. El protocolo crea deberes y obligaciones para las partes la participación de las comunidades indígenas para el uso de recursos genéticos y conocimientos.

Estos marcos internacionales hechos para proteger la biodiversidad están siendo completamente subvertido a través de la cartografía digital del genoma. Vandana denuncia que el AgOne es un buen atajo para la biopiratería, mediante la convergencia de la tecnología de la información y la biotecnología tomando patentes a través del "mapeo" de genomas y secuencias de genomas, ya que las patentes de los genomas pueden ser alcanzadas a través del acceso a semillas "ex situ". Esto socava los derechos de los agricultores, ya que no se necesita su permiso una vez que el genoma haya sido mapeado digitalmente. (28)

C) Ganadería (29)

El AgTech nos habla de la automatización de los sistemas de engordes intensivos (Feed Loot). Y lo más preocupante el desarrollo de la tecnología “embebida” en la genética bovina, que reproducen las cabañas (y algunos criadores), así como la tecnología para el desarrollo de vacunas y medicamentos veterinarios también para mejorar su precisión y eficiencia a través la tecnología CRISPR (edición genética).

Bill Gate ya su puso el ojo en Vacas CRISPR. Según, la BBC a mediados del año 2018, Gates, a través de su Fundación Bill y Melinda Gates, invirtió u$s 40 millones en GALVmed (Global Alliance for Livestock Veterinary Medicines), para al desarrollo de una “super vaca”, con más salud que cualquiera de su especie, un mejor rendimiento en cuanto a producción (más que el de las razas británicas) y capaz de resistir las inclemencias del clima de las zonas más problemáticas. El objetivo es luchar contra la pobreza, sobre todo en África, reza el parte de prensa de la fundación de Bill Gates. (30)

GALVmed , se encuentra realizando estudios mediante edición genética para crear vacas con sus genes mejorados para una abundante producción de leche de alta calidad, pero también con defensas para sobrevivir a las altas temperaturas de África.

Respecto de la producción porcina y aviar, se parte de la genética animal, buscando desarrollar animales que cumplan con determinadas condiciones —de biotipo, de sexo, cárnicas, productivas—, con la disponibilidad de la tecnología CRISPR.


El AgTech  celebra  un horizonte de posibilidades que pueden revolucionar la genética animal porcina y aviar, y permitir la aparición de soluciones escalables para la producción. Señala que  la biotecnología tiene un papel relevante a cumplir también en el desarrollo de características para huevos fértiles —para la producción de pollitos bebé— e infértiles —para la producción de huevos comestibles—, en el desarrollo de aditivos e insumos para mejoramiento de raciones animales, que permitan mayor digestibilidad del alimento, aumenten la resistencia a enfermedades, aumenten la eficiencia de conversión, modifiquen su palatabilidad de acuerdo al mercado.

D) Carne artificial (31)

El Agtech que se les presentara a los Ministros de la Nación Luis Basterra (Agricultura) y Roberto Salvarezza (Ciencia y Tecnología)  propone la introducción a pleno en el proceso productivo alimentario la tecnología de carne in vitro, o carne cultivada, o carne sintética, carne alternativa, como se les llama según el caso, y tiene como objetivo la reproducción de tejidos cárnicos —hasta el momento, a partir de células madre animales—, con el objetivo de generar el mismo producto alimenticio resultado de la ganadería, pero sin involucrar animales.


Bajo el fundamento de una postura moral muy fuerte contra los métodos convencionales de producción animal, en cuanto al impacto en el bienestar de los animales y en la emisión de gases de efecto invernadero que genera la ganadería, en especial la de animales bovinos, Bill Gates y el IICA promueven la carne sintética que es una derivación biotecnológica de técnicas de reproducción de tejidos de la medicina regenerativa. El informe, señala que el AgTec se interesa (sic) por este tipo de preocupación en la población que tiene mucho eco en ciertas franjas de poblaciones urbanas, pero en realidad lo que importa es que se trata de un mercado global creciente (vegano) y con muy buen poder adquisitivo. Una buena oportunidad para que la principal empresa norteamericana Beyond Meat, en la que Bill Gates es un accionista importante, pueda explotar económicamente todas sus patentes e instalarse en el mercado argentino.

El informe reconoce que ve como una oportunidad económica inmejorable para ofrecer a los consumidores veganos/as o personas con posicionamiento éticos al consumo animal, de productos cárnicos “sin animales”, es decir, producidos en tanques a partir de reproducción celular. Pero se señala, que no solamente en carne bovina, sino también en pollo, pescado, huevo e incluso mayonesa. Según el IICA, sabiendo de la experiencia éxito en ventas de la empresa en la que Bill Gates es accionista, se trata de un mercado muy auspicioso con propuestas disruptivas que hasta han han conseguido penetrar en redes de fast food de primera línea y están creciendo en ventas de manera significativa.


Pero este tipo de comida artificial que alienta y promueva el AgTech del IICA-Gates y Gabriel Delgado, representa un grave riesgo a la salud humana. En agosto de 2017, el diario New York Times publicó los documentos de la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA) que revelaban que Impossible foods, empresa creadora de la hamburguesa imposible, no había brindado suficiente prueba sobre la inocuidad de la proteína genéticamente alterada (leghemoglobina de soja) que le da a la hamburguesa su sabor a carne y su color, con lo cual el producto no fue aprobado. (32) Sin embargo, llamativamente, en el año 2019 la FDA destrabó el obstaculo considerando segura la leghemoglobina de soja.

Etc-Group fue contundente en los argumentos en su reporte del año 2017 así como los biocombustibles fueron lanzados como la “solución limpia” al cambio climático hace una década, los inversionistas en la tecnología de comestibles sintéticos intentan ahora capitalizar la defensa de los derechos de los animales a través de la “crianza molecular”.(33)

Hoy, Manuel Otero del IICA hablará del negocio de la carne artificial como una propuesta alimentaria, ignorando los riesgos que representa para la salud humana.


E) Agricultura intensiva. Alimentos CRISPR.

Según el AgTech este es uno de los entornos donde la robótica tiene más potencial a partir del desarrollo de robots que cosechen y hagan aplicaciones con igual versatilidad que un ser humano. Es decir, la eliminación del humano en la producción de alimentos, frutas, hortalizas y verduras.

El otro punto que atraviesa ésta área productiva es la edición genética, en la que frutas, hortalizas y verduras son objeto de la denominada técnica CRISPR “Repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas”, por sus siglas en inglés, que consiste en eliminar y reemplazar secciones de ADN . (34) (35) (36) (37) (38) (39)

Esta tecnología fue presentada por las empresas - año 2013 - como superadora de la transgénesis y así procurar dejar atrás la desconfianza de los consumidores/consumidoras (principalmente en Europa) que pesa sobre los transgénicos, con la pretensión de excluir de esta categoría a los alimentos sometidos a CRISPR. Por tratarse de una técnica nueva (edición de genes del mismo genoma) que no estaba comprendida en la reglamentación de los transgénicos (inserción de un gen extraño al genoma), los cultivos de CRISPR carecían de una normativa específica y su situación era equivalente a la de los cultivos convencionales, es decir, no eran sometidos a un proceso de control sobre sus riesgos en el ambiente y en la salud humana.

Ese ardid no duró mucho tiempo. En el año 2018, una sentencia del Tribunal Europeo (40) puso las cosas en su lugar y determinó en una sentencia inapelable que los cultivos intervenidos con CRISPR son equivalentes a los transgénicos, ya que se trata en ambos casos de una alteración humana en el genoma de las plantas, por lo tanto, deben sujetarse a un procedimiento de control riguroso y obtener la correspondiente aprobación estatal para su liberación y comercialización. No obstante en muchos países no han seguido el mismo criterio adoptado en Europa.


La edición genética a igual que la inserción de un gen en el genoma no está exenta de producir cambios impredecibles que representan una situación de riesgo de daño grave. El conocimiento científico tiene sus limitaciones pero que lamentablemente son desbordadas, muchas veces, por la imprudencia de una ciencia guiada por los intereses económicos, tal como ha sucedido cuando la técnica de la inserción de genes fue presentada como segura hace más de 25 años atrás por la empresa Monsanto y su cuerpo de científicos, asegurando un comportamiento estable y estructurado del genoma.

La ciencia digna advierte que las herramientas de edición de genes como la CRISPR son propensas no sólo a los efectos fuera del objetivo sino también a los efectos no deseados en el objetivo - es decir, efectos no deseados en el sitio objetivo de la edición de genes. Otro punto crucial es que la técnica de CRISPR implica el uso de los mismos procesos que se emplean para producir OGM transgénicos clásicos - por ejemplo: A) la preparación de protoplastos de plantas (células a las que se les ha quitado la pared), b) cultivo de tejidos, c) la vectorización de las moléculas para que lleguen al núcleo de la célula objetivo. Y todos estos son procesos estresantes para las plantas y causan mutaciones (daños en el ADN) en sus genomas. (41) Así pues, por muy precisa que pueda llegar a ser la herramienta de CRISPR, muchas mutaciones y otros efectos no deseados seguirán surgiendo inevitablemente de los procesos asociados. Tal conclusión está respaldada en investigaciones que dan cuenta de ello.

Así en un artículo muy reciente - 9 de Junio de 2020 - de Claire Robinson editora de GMWatch se hace referencia a un estudio científico que confirma que la amplia gama de mutaciones indeseables y no deseadas, tanto en el lugar de destino como fuera de él, que se observan en células animales y humanas editadas genéticamente también se dan en las plantas.

El Dr. Michael Antoniou, genetista molecular con sede en Londres, comentó al respecto, según señala Robinson, que "dados estos hallazgos, la probabilidad de que se produzcan cambios impredecibles en múltiples funciones de los genes que conduzcan a una bioquímica alterada en las plantas alimenticias editadas con genes, con los consiguientes riesgos para la salud (toxicidad, alergenicidad) es muy real". (42)


En Febrero 2020, otro trabajo de investigadores científicos alemanes ya había evidenciado que las duplicaciones de genes (CRISPR) podrían conducir a mutaciones peligrosas generando proteínas deformadas. (43) La organización europea GMWatch advirtió que esto podría tener consecuencias impredecibles para la seguridad alimentaria de los cultivos y alimentos editados con genes, por ejemplo, produciendo una toxicidad o alergenicidad inesperada. (44) En el mismo sentido, una investigación con rigor científico publicada en el mes de Abril de 2020 señala que la técnica de CRISPR puede dar lugar a mutaciones no deseadas en todo el genoma de las células seleccionadas, lo que podría conducir a cambios importantes en su función.(45)

Un estudio publicado en el mes de Octubre de 2019 reveló otro importante efecto no deseado de la herramienta de edición genética de CRISPR con implicaciones potencialmente graves para la seguridad alimentaria de las plantas editadas con genes. El estudio encontró que las ediciones de CRISPR-Cas9 destinadas a eliminar la función de un gen no lo hacen. En cambio, las proteínas se siguen produciendo a partir de los genes dañados, y muchas de esas proteínas siguen siendo funcionales. El resultado podría ser la producción de plantas editadas por genes que son tóxicas o alergénicas. (46)

Las evidencias son contundentes para la operatividad urgente del principio precautorio, que en la argentina recobra una triple importancia, atento a la flexibilización de la cual goza la tecnología CRISPR y siendo que la misma forma parte de la estructura del AGTech .


F) La situación de los cultivos CRISPR en Argentina

En Argentina, Martín Lema, quien estuvo a cargo de la Dirección Nacional de Biotecnología y le dio curso a la liberación de gran parte de los transgénicos en nuestro país dispuso (47) que los cultivos sometidos a la tecnología de CRISPR no necesariamente deben sujetarse al procedimiento de aprobación de cultivos modificados genéticamente, vigente en Argentina (Resolución 763/11) (48) quedando a lo que resuelva la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (CONABIA) - si ello correspondiere según el organismo consultor coaptado por las corporaciones biotecnológicas. Sabiendo de cómo funciona la CONABIA, ello abre un inmenso interrogante y expone una incertidumbre significativa a la vez. Hay alimentos intervenidos por CRISPR en Argentina ? Se analizaron sus riesgos ?. La incertidumbre es significativa y el riesgo es de daño grave.

En el año 2018, un informe demoledor de la Auditoria General de la Nación (49) sobre los órganos genéticamente modificados en Argentina dio cuenta del incumplimiento de todas las normas de bioseguridad que ha cometido el Estado Argentino en materia de transgénicos, durante los 25 años de la transgenia, consolidando la incertidumbre significativa.

Si bien, en respuesta al dictamen de la AGN, Martín Lema, dispuso una nueva reglamentación colectiva de los cultivos transgénicos y de edición genética (Resolución Nro. 36/19) (50) presentándola como una mejora con la incorporación de una instancia de consulta pública, mantuvo increíblemente respecto a la CRISPR, la posibilidad de excepción al proceso análisis de riesgos tal como corresponde a los transgénicos, siempre bajo la discrecionalidad de la CONABIA, es decir prácticamente de las mismas empresas del agronegocio que cuentan con representantes propios enmascarados en dicho organismo.

En esos términos de flexibilidad, la reglamentación se sigue amoldando a la perfección de los intereses de la grandes semilleras transnacionales que se han manejado a gusto en el despacho de la Dirección de Biotecnología en el Ministerio de Agricultura de la Nación, en los 25 años de transgenia en Argentina. En esa Dirección se han tomado y se siguen tomando las decisiones determinantes del modelo agroalimentario argentino y que han condicionado y condicionan aún la soberanía e inocuidad alimentaria en nuestro país.
 


3.- IICA y su vínculo contractual con la Argentina 
A) Antecedentes

El vinculo entre el IICA y el Gobierno Argentino, nace el 20 de Diciembre de 2009 cuando se firmó un Acuerdo General de Cooperación Técnica al Ministerio de Agricultura y Pesca de la Nación (MAGyP). En el marco de ese Acuerdo General, el 26 de Setiembre de 2012 se firmó el Convenio Nro 138 de Cooperación Técnica para la Agricultura para la Consolidación Institucional y el Fortalecimiento del Sector Agroalimentario, cuyo objetivo fue contribuir, según el acuerdo, a la consolidación institucional del MAGyP y al fortalecimiento del sector agroalimentario mediante la prestación de servicios de cooperación técnica y de administración y gestión.

En otras palabras, ello representó la profundización del modelo agroindustrial en la Argentina sustentado en la aprobación de mas eventos transgénicos y aumento del uso de agrotóxicos, fertilizantes sintéticos, desmontes y aumento de la frontera agropecuaria con el monocultivo de la soja genéticamente modificada aumentando a mas del 50 % del total de la superficie sembrada en la agricultura local.

Agtech forma parte de ese Convenio Nro 138 de cooperación técnica celebrados entre el IICA y el Estado Argentino. Y es, de algún modo la continuación de dos acuerdos previo (descontinuados entre los años 2015-2019). El primero, y principal, data del año 2013, a través del cual el IICA se encargó de la elaborar el proyecto "Plan de Agricultura Inteligente" y también de presentarlo por su propio director general de entonces Víctor Villalobos, en estos términos "la agricultura inteligente hoy tiende a reemplazar la agricultura tradicional, que ha sobreexplotado los recursos naturales (sic). La agricultura inteligente aplica el conocimiento, la innovación, los avances científicos y la voluntad política, lo que va en beneficio no sólo de los productores, sino también de todos los actores en las cadenas de valor. La agricultura inteligente también conlleva importantes beneficios ambientales, pues reduce la emisión de gases de efecto invernadero y mejora el aprovechamiento del agua". (51)


En la letra grande y chica el proyecto habla de biotecnología y agricultura de precisión como política de Estado, de la importancia de los eventos biotecnológicos liberados para los cultivos agrícolas, de siembra directa, buenas prácticas agrícolas y los aportes significativos de dos entidades del agronegocio como socias estratégicas del Estado: la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA), y la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID).

El segundo, acuerdo fue celebrado, al año siguiente, 2014, ahí con la pluma de Gabriel Delgado, en ese entonces Secretario de Agricultura de la Nación, (como ya se dijo, actual interventor/veedor de la Agroexportadora de commodoties agropecuarios "Vicentin" y muy probable futuro director de YPF AGRO S.A). El convenio se denomina "Desarrollo Sustentable e Inclusivo del Sector Agroalimentario y Rural Argentino" (52) por un valor de 15,981,113 de dólares para implementar un servicio de asistencia y aseroramiento cuyo principal objetivo es fortalecer, precisamente el "Plan de Agricultura Inteligente", sin perjuicio de que algunas secciones del programa comprenden una capacitación del sector de la agricultura familiar, aunque increíblemente, en el contexto de un proceso de agroindustrialización. Del total asignado al proyecto se ejecutó solo el 15 %, ya que el mismo quedó prácticamente suspendido entre los años 2015-2019 (53).

Los 25 millones de pesos forman parte de los 15.981.113 de dólares del Convenio entre el Gobierno Argentino y el IICA.

B) El vínculo del IICA con el nuevo gobierno. El derrotero del emisario de Bill Gates 

Cuando Manuel Otero viene en representación del IICA, en el marco de los proyectos sobre Agricultura en Argentina celebrados con el organismo internacional, su interés principal es la continuidad de la ejecución del Convenio celebrado en el año 2009, y el Plan de Agricultura Inteligente, que es la puerta de entrada para los socios estratégicos del IICA - Bill Gates (Microsoft), Bayer y Corteva - en los planes sobre la Agricultura en la región, en principio Argentina y Brasil.

Otero viene realizando un trabajo silencioso en Argentina que tiene como corolario el evento de esta tarde, presentando el macabro proyecto de Agricultura 4.0 Agtech (EL Ag-one de Bill Gates). Todo comenzó el mismo día que el actual Presidente Alberto Fernández asumió en su cargo, el 10 de Diciembre de 2019, cuando Otero, invocando una representativa de un organismo internacional, pudo ser parte del acto de saludo protocolar en el acto de asunción presidencial, dando sus primera impresiones a las flamantes autoridades. "La agricultura y sus actividades y efectos conexos requiere una extensa y eficaz coordinación entre sectores. Es necesario establecer puentes sólidos y permanentes con los ministerios encargados de Medio Ambiente, Desarrollo Social, Comunicaciones y Género, entre otros, porque la intersectorialidad es muy importante. Tenemos que trabajar también en apuntalar sistemas regionales de innovación para afianzar el trabajo individual de cada país". (54)

Ni lerdo ni perezoso, Manuel Otero les hizo recordar a las actuales autoridades, sobre el Plan de Agricultura Inteligente acordado con el IICA en los años 2013/2014, suspendido por el Gobierno de Mauricio Macri, quien dejó en manos de la Sociedad Rural Argentina las políticas públicas de la agricultura de la Nación que consistieron básicamente en destruir y socavar todos los programas de la agricultura familiar y a la par acrecentar la acumulación del sector agroindustrial con disminuciones de las retenciones y devaluaciones alarmantes consecutivas que fueron celebradas como si fueran maná del cielo y en proporción de los volúmenes de granos acumulados en silobolsas.

Manuel Otero de IICA y Luis Basterra, Ministro de Agricultura de la Nación. Enero 2020

Al 22 de Enero de 2020, el representante del IICA ya había visitado en sus despachos al Ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra y al Ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo. Su objetivo fue redoblar el Plan Agricultura Inteligente, con novedades importantes, informando sobre sus nuevos socios estratégicos y la implementación de todo el furor tecnológico agroindustrial con las star up, siendo ello uno de sus objetivos primordiales dentro del Plan de Mediano Plazo (PMP) 2018-2022 del IICA y en la ruta trazada con su alianza con Bayer, Corteva y Bill Gates. Su derrotero en despachos ministeriales tuvo como cometido excluyente convencer a las autoridades nacionales sobre su nuevo mega plan de la Agricultura 4.0 inspirado en el Ag One de uno de sus socios estratégicos determinantes, Bill Gates. “Encontramos de parte del ministro Luis Basterra y su equipo una fuerte receptividad a las propuestas del IICA y total coincidencia en la agenda de temas a desarrollar, especialmente vinculados a desarrollo territorial, agricultura familiar y fortalecimiento de las economías regionales” (55) , comentó Otero, utilizando las mismas pantallas que Bill Gates.

Según reza la página del IICA, en el encuentro, el ministro Basterra y Otero pasaron revista a lo actuado por la Secretaría Técnica del Consejo Agropecuario del Sur (CAS) en el ámbito del Mercosur ampliado, a las prioridades del gobierno argentino en materia sectorial y a la oferta de cooperación técnica del IICA.

A su turno, con el Ministro Arroyo, Otero profundizó la intenciones del IICA de trabajar junto con Argentina poniendo la experiencia de los técnicos de sus socios estratégicos (Bill Gates, Bayer y Coterva) para reforzar la dimensión de ruralidad del programa oficial de lucha contra el hambre y dotar a la agricultura familiar de un mayor protagonismo en los circuitos de producción y comercialización.(56) Para la construcción de nueva ruralidad, el titular del organismo internacional sostuvo "es muy relevante la facilitación de acceso a la tecnología digital para ofrecer mejores y más efectivos servicios de extensión rural que favorezcan la productividad y un consiguiente aumento de ingresos para los productores familiares".(sic) (57)

Las palabras de Otero son la textualidad de la mas pura retórica de su socio estratégico Bill Gates. En Ag One Gates sostiene que sus servicios para la agricultura "darán a los pequeños agricultores la posibilidad de obtener los productos de alta calidad a precios asequibles herramientas, tecnologías y recursos que necesitan para salir de la pobreza" ... "creemos que todos tienen derecho a vivir una vida saludable y productiva. Pero muchas de las personas más pobres del mundo, las que se ganan la vida a través de la agricultura. no tienen esa oportunidad a menos que puedan acceder a las innovaciones necesarias para adaptarse a la desafíos causados por el cambio climático" y "ayudaremos a los pequeños agricultores, la mayoría de los cuales son mujeres, a que se adapten al cambio climático". (58)

La Revista Chacra daba cuenta de esta reunión de Otero del IICA con el Ministro Daniel Arroyo "Desde el IICA, también, se puso a disposición del Ministerio la experiencia internacional del organismo, las capacidades de sus cuadros técnicos y una importante plataforma de gestión." (59) Lo que no se le especificó a Chacra, por parte de Otero, que esos cuadros técnicos y plataforma de gestión vienen de la mano de los socios estratégicos del IICA: Bayer, Coterva y Bill Gates.

Esa reunión de Otero con Arroyo, ya dio sus frutos. Hace dos semanas el IICA anunció la donación de semillas para el programa Prohuerta y el desarrollo de la agroecología en los programas de asistencia a la agricultura familiar. El Director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero, mantuvo un encuentro virtual con el Ministro de Desarrollo Social de Argentina, Daniel Arroyo, en el que acordaron la participación activa del organismo internacional especializado en desarrollo agropecuario y rural en los programas “Argentina contra el Hambre” y “Potenciar trabajo”.(60)

El 17 de Junio de 2020, Manuel Otero (en el centro y Arriba) y Daniel Arroyo (en el centro abajo) mantuvieron un ZOOM donde se acordó la participación del IICA en los programas del Ministerio de Desarrollo Social.

El organismo del Sistema Interamericano, además, concretó una donación a la República Argentina para la compra de semillas que se destinarán al programa Pro-Huerta, un programa de políticas públicas que promueve prácticas productivas agroecológicas para el autoabastecimiento, la educación alimentaria, la promoción de ferias y mercados alternativos con una mirada inclusiva de las familias productoras. (61)

Los interrogantes que se presentan sobre la donación generosa del IICA al Prohuerta son varios. Es sólo un monto de dinero ? o se trata de una gestión del IICA por ante las corporaciones Bayer o Corteva (Dow, Pionner, Dupont) con las cuales celebró alianzas estratégicas para facilitar la provisión de semillas de tomates, lechuga, pepinos, tomates, coliflor, entre otros que forman parte de sus paquetes CRISPR ?. El acercamiento colaborativo del IICA al Pro-Huerta debería ser un llamando de atención y para poner la lupa en la letra chica en los acuerdos que se realicen, considerando el Plan de Mediano Plazo (PMP) 2018-2022, inserto en el contexto del AgOne de Bill Gates.

Recordemos que desde el 2019, el Prohuerta entró en una situación critica que aun no ha sido repuesta. Como bien lo señala un informe de la CALISA-Fauba, el Pro-Huerta compra a un único proveedor-la Federación de Cooperativas Agropecuarias/FECOAGRO, de San Juan- la totalidad de las semillas que necesitan los huerteros del país, quienes a través de 29 años las recibieron gratuitamente en “kits” conteniendo especies y variedades adecuadas a las estaciones del año. Técnicos y miles de promotores voluntarios hacen llegar las semillas, capacitación y asistencia, a cientos de miles de familias. (62)

Las compras de semillas del Estado a FECOAGRO fue disminuyendo gradualmente en estos últimos años, alcanzando en 2019 al 40 % de lo que fue históricamente. Para poder sostener la demanda del Pro-Huerta hizo necesario, la compra de semillas a empresas privadas (una 60 %); y no se logró diversificar compradores, lo cual agregamos, es un serio problema y merece un urgente tratamiento, tal como lo resalta el informe de la Calisa-Fauba "Las semillas no son un “insumo” más para la producción de alimentos; transmiten historia y cultura y determinan los sistemas productivos, la relación con el ambiente y la alimentación. Contar con las semillas necesarias y en manos de los sectores populares constituye una exigencia básica para poder incrementar la producción de los alimentos saludables que está exigiendo nuestra sociedad." (63) Son criterios orientadores que deberían ser considerados, y encender la alerta al evaluar la cercanía del IICA al Prohuerta. Un acercamiento indeseable, sabiendo el derrotero de Manuel Otero desde el 2018 hasta la fecha, en su ruta trazada con Microsofot de Bill Gates.

Lo vamos a reiterar, el IICA (junto a Bill Gates) forma parte de la alianza espuria que prolijamente se dirige a una cumbre mundial sobre la alimentación, para la centralización y el apoderamiento de los Bancos de Semillas del CGAIAR, algo que va a necesitar de una contraofensiva a escala global de organizaciones campesinas, socioambientales y asambleas para evitar que ello suceda. Y no debería subestimarse del IICA tanto la donación para la compra de semillas sin saber como será el procedimiento ni el aporte de la tecnología de Bill Gates para la implementación - bajo el manto de la caridad y generosidad - del Big-Data en la agricultura familiar. Son estrategias de empoderamiento típicas y muy peligrosas de Gates, de la mano del IICA.

Además, la agricultura familiar antes que aportes tecnológicos de Bill Gates, necesita que no se la someta a disputas en un callejón sin salida por la soberanía alimentaria (como es el caso de Vicentín), que se le asignen partidas presupuestarias acordes a la realidad; la restitución de los cuerpos técnicos de las SAF (Secretaría de Agricultura Familiar) despedidos en el nefasto proceso político 2015/19; que se reglamente la Ley de Agricultura Familiar Campesina e Indígena, (64) ( de una vez por todas ), para que se avance en todos los aspectos que la misma comprende, como ser: la creación del Banco de Tierras para garantizar de modo universal el derecho de acceso a la tierra, sin prebendas, ni favoritismos, ni clientelismos, ni ninguna registración burocrática; la constitución del Coprosena (Centro de Producción de Semillas Nativas) para asegurar, multiplicar exponencialmente y resguardar las semillas nativas y criollas; la implementación urgente del Monotributo Social y ejecutar programas que fortalezcan los saberes generacionales de la agricultura familiar, campesina e indígena, que son el verdadero tesoro de la base de la soberanía alimentaria y demasiados importantes para subestimarlos y reemplazarlos por la automatización de la cultura digital. Todo ello para pretender someter al sector que da los genuinos alimentos que necesita la población a los designios de dominación del AgOne de Bill Gates, que es la verdadera cara de la AgTech del IICA, que Manuel Otero presentará esta tarde y en el cual, claro está, no se trataran las urgencias de la agricultura familiar, sino como hacer negocios con ella.

4) AgTech. La desregulación (65)
El AgTech ensaya el pedido de un marco desregulatorio amplio, como si el modelo agroindustrial no supiera de ello. Basta con mencionar que los transgénicos nunca no fueron objeto de ninguna ley del congreso y que los cultivos CRISPR, por decisión de un Director Nacional (5ª Rango en la Administración Nacional), ni siquiera están sometidos necesariamente a una revisión de riesgos, si así lo determina un órgano consultivo (CONABIA), cuyos miembros no son funcionarios públicos sino pertenecientes a entidades públicas y privadas, y en muchos casos con serios conflictos intereses, en razón de sus vínculos con las corporaciones del agronegocio. Lo mismo sucede con los agrotóxicos.

El IICA sugiere que sería valioso contar con una legislación de desempeño (por oposición a legislación indicativa) en áreas regulatorias claves para incentivar soluciones basadas en innovación, de acuerdo con ciertos parámetros técnicos específicos.

Tal requerimiento del IICA, pretende que los procesos que involucra el AgTech, queden sometidos a una regulación permisiva y abierta, tal como gozan hoy muchos aspectos que están encuadrados en el AgTech, como es el caso - que ya se mencionó arriba - de los alimentos CRISPR. La legislación indicativa o prescriptiva a la que tiene aversión el IICA, esta sustentada en el criterio constitucional que no hay derechos absolutos y el derecho debe operar como un controlador social, claro está no desde la perspectiva persecutoria capitalista, sino desde la mirada del bien común que inspira al orden jurídico argentino y que hace al fin del estado y lo faculta a reglamentar razonablemente los derechos.

Asimismo las áreas en las que transcurre el AgTech, se imponen avances tecnológicos que abren incertidumbres significativas en un ámbito tan sensible como es la alimentación, un determinante clave de la salud, siendo la precaución un criterio jurídico que no puede ser soslayado. El planteo del AgTech, obedece mas a la necesidad de acelerar procesos y dar por sentado que no hay riesgos, aunque muestra contradicciones llamativas en un tema central como son las fumigaciones con venenos.

En efecto, en lo que se refiere al uso de agrotóxicos, dice el informe AgTech, genera problemas a nivel municipal por los límites de aplicación en ciudades o pueblos rurales, en lugar de distancias de no aplicación podrían definirse parámetros medibles de pureza de aire y de presencia de químicos del suelo para que se garanticen condiciones que no sean dañinas para la población. Esto puede promover no solamente una solución a la discusión permanente sobre los excesos de los actores privados o del Estado como regulador (o de los ciudadanos como denunciantes), sino también habilitar un mercado de desarrollo de sensores o servicios de monitoreo y de muestreos que permitan controlar con parámetros más certeros cuestiones donde se cruzan lo privado y lo público en relación con las AgTech.

Como se verá, el Agtech mientras nos habla que la incorporación de tecnología automatizada y de precisión que reemplaza al humano bajo el pretexto de minimizar los impactos resultantes (según el AgTech) de los excesos e imprudencias de quienes lo utilizan, reconoce que la deriva y la contaminación del aire por el uso de agrotóxicos es inevitable y propone como solución y oportunidad de negocios, el establecimiento de parámetros medibles, en base a los cuales se determina el umbral del daño. Claramente estamos frente a un corrimiento continuo de los escenarios.


Efectivamente, primero se dijo que los agrotóxicos eran biodegradables. Cuando se comprobó que ello era falso, se argumentó que eran inocuos. Descartado también ese punto, se dijo que las aplicaciones no iban mas allá de los objetivos. Sorteado ese asunto, se apeló a las buenas prácticas agrícolas, desechadas éstas en razón que aun cuando se cumplan, la deriva es incontrolable y los agrotóxicos quedan en la atmósfera, ahora se recurre a establecer parámetros de seguridad que fijen el umbral de daño, seguramente considerando arbitrariamente los impactos agudos y subagudos, pero desconociendo los riesgos de daño de la exposición crónica. Frente a los efectos crónicos y sinérgicos, ningún parámetro es seguro, ya que los agrotóxicos en su gran parte, tal como se ha comprobado científicamente, producen impactos en la salud en una exposición a los mismos en el tiempo (cáncer, disrupción endocrina, daño genético, malformaciones, etc).

La desregulación propuesta por el AgTech, esta sustentada en el programa de Desregulación de la Bioseguridad postulado en AgOne de Bill Gates. En ese sentido Vandana Shiva focaliza en el mensaje inicial del plan en cuanto se dice "llevar los productos de los laboratorios a los campos, más rápido y más masivo que antes". El objetivo parece ser identificar los "prometedores" descubrimientos de la ciencia y llevarlos lo más rápido posible al punto de comercialización con pocas pruebas, evaluación y regulación. Al enmarcar al tiempo como un enemigo, lo que está haciendo esencialmente es presionar para la desregulación. Cuando hay peligros, hay que tomar precauciones y hay que estudiar la seguridad. Al presionar para la desregulación, se está diciendo que no les importa lo que pasa con la salud y la seguridad de la gente y del planeta. Sus ganancias y agendas reinan sobre todo lo demás. (66)

5) Fin de la crónica anticipada: piedra libre Bill
El 30 de Junio de 2020 fue el gran día para Manuel Otero del IICA, sin descanso desde hace dos años - cuando firmó la alianza estratégica con Microsoft de Bill Gates - su derrotero no se detuvo, él es el emisario para replicar el AgOne en Latinoamérica y el Caribe. La hoja de ruta marca que la Argentina sea la puerta de entrada. No va al Congreso Nacional. No va a haber ley nacional, ni debate. Una mera resolución administrativa es suficiente para imponer un modelo de agricultura que puede condicionar nuestras libertades y la soberanía alimentaria por siempre, aún en tiempos de pandemia e ignorando que la misma se relaciona con el modelo agroindustrial.


Horas antes de la presentación del AgTech el 30 de Junio 2020, dimos cuenta de la celebración del evento virtual, y señalamos que ello no implicaba necesariamente que vaya a ser política de Estado, pero también advertíamos que habían indicios claros de que se va en dirección a eso, y que no era un dato menor que el evento contara con la presencia de los Ministros de Agricultura y Ciencia de la Nación, además de otros funcionarios de segunda línea, aunque igualmente importantes ya que en sus despachos se definen políticas de estado, sin necesidad de debates legislativos.

Después de escuchar a los funcionarios estatales en cargos vitales, además de los dos Ministros mencionados; Javier Hurtado, secretario de Planeamiento y Políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia, Técnica e Innovación; Julián Echazarreta, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca y Jorge Neme secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería; aquellos indicios se transformaron en evidencias claras de que el Agtech tiene ya una base suficiente dentro de los estamentos estatales para ser política Estado. La elocuencia del parte de prensa del propio gobierno el 1 de Julio de 2020 lo dice todo, en el cual, cabe resaltar la coherencia discursiva no se menciona las palabras Soberanía Alimentaria.


El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, afirmó hoy que “los desarrollos tecnológicos deben tener accesibilidad para todos los sectores”, al participar junto a su par de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza; de la apertura del encuentro virtual “El Impacto Científico Tecnológico en el desarrollo del Sector Agropecuario”, organizado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), y el Equipo de Gestión Económica y Social (EGES).

“El Estado tiene que involucrarse para que los sistemas de menor escala también tengan la oportunidad de acceder a las innovaciones que mejoren la eficiencia en la producción y que generen valor agregado” afirmó Basterra, al explicar que el gobierno impulsa la recuperación del sistema científico tecnológico y la interacción con la actividad privada para alcanzar ese objetivo. “La producción agropecuaria ya no es solo la labor en la tierra, sino que es además el trabajo en los laboratorios, en el campo y en la agroindustria, con desarrollos tecnológicos que nos permitan tener competitividad y sobre todo, una producción agropecuaria en equilibrio con el ambiente, con equidad social y que genere calidad de vida para quienes integren este sistema” aseguró el titular de la cartera agropecuaria nacional, al indicar que, próximamente se lanzará un proyecto para premiar las mejores ideas innovadoras de jóvenes emprendedores, cuya selección estará a cargo de los organismos científicos tecnológicos de los Ministerios de Agricultura, y de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Al inaugurar la jornada, el director General del IICA, Manuel Otero, resaltó la convicción del instituto para fortalecer “una agricultura con agricultores, porque pensamos y creemos que nuestro continente requiere zonas rurales como espacios de dinamismo, de progreso y de generación de empleo”. Mientras que el secretario General de la OEI, Mariano Jabonero, manifestó “el compromiso de la OEI en colaborar y apoyar con todo aquello que suponga avanzar en el saber científico y a favor del bienestar de los hombres y las mujeres de nuestra región”.

En la actividad se presentó el informe “Agtech – El nuevo paquete tecnológico del sector agropecuario”, donde se abordaron cuestiones tales como tecnologías de manejo, startups, el impacto científico tecnológico, el entorno de la inversión en Capital de Riesgo Agtech, y los grandes cambios en el escenario económico agrícola, entre otros.

Asimismo se detalló la labor del IICA como puente entre actores, sectores, escalas y países; y la oportunidad que tiene la agricultura digital para incrementar la sostenibilidad y la producción agrícola basada en el uso eficiente de los recursos naturales, en el marco de una construcción colectiva. Durante el cierre, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Echazarreta, manifestó que “el Estado en nuestro país debe tener un rol relevante para incorporar y desarrollar estas tecnologías”, al indicar que “el capital humano es imprescindible para contribuir a la seguridad alimentaria”.

En tanto que, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Jorge Neme, aseguró que Argentina tiene “los recursos para salir a competir al mundo, y el mundo tiene espacios abiertos para nuestra capacidad”, al resaltar la importancia de “vender know how productivo para los países que lo demandan”.

También, el secretario de Planeamiento y Políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia, Técnica e Innovación, Diego Hurtado, explicó la necesidad de impulsar “la integración regional, no sólo comercial, sino también científico tecnológica en proyectos de desarrollo e intercambios de tecnología”. (67)

El Agtech del IICA, tal como lo adelantamos, se lo debe contextualizar en términos de una herramienta de ejecución del proyecto madre que se llama Vaca Viva como una réplica de lo que es Vaca Muerta, que con la llegada al gobierno de Gabriel Delgado de la mano de la expropiación de la agroexportadora Vicentín y la puesta bajo su órbita de la unidad YPF AGRO (camino a constituirse en una Sociedad Anónima) va tomando forma.

Y lo volvemos a reiterar, no debe perderse el derrotero de Manuel Otero del IICA que ya está participando a pleno en programas de Desarrollo Social de la Nación, vinculado a la entrega de semillas y de tecnología gratuita, para ir lentamente penetrando de menor a mayor en los procesos de toma de decisión vitales en la agricultura local y en donde los lobbys empresariales suelen moverse como peces en el agua, y sacar los mejores provechos sectoriales y hasta definir políticas públicas, que condicionan negativamente las vidas de millones de personas, bajo el manto de ayudar al progreso social y económico, la equidad y neutralizar los impactos en el ambiente y el cambio climático. Otero del IICA sabe de eso, tiene el libreto de Bill Gates en la mano. Y lamentablemente, no le está yendo mal. Piedra libre Bill detrás del IICA.

7) Deja vu
Desde la Revolución Verde hasta la fecha, el régimen agroindustrial en la Argentina, jamás fue escenario de un debate democrático en el espacio institucional y soberano de las políticas públicas: el Congreso Nacional. De hecho en la Argentina nunca se legisló sobre una ley de presupuestos mínimos sobre los agrotóxicos que tenga como base un debate profundo inclusive sobre la prescindencia definitiva de su uso en el sistema agroalimentario y no caer en el facilismo antropocéntrico y demagógico de las distancias, como si más allá de las franjas de protección, los agrotóxicos fueran inocuos y no hubiera vida además de la humana.

Lo mismo sucede con los transgénicos y los flamantes cultivos CRISPR (edición genética), aunque en estos últimos la situación es de mayor gravedad, ya que los primeros más allá de la mera formalidad del proceso reglamentario sub-legal de evaluación de riesgos al que son sometidos, los CRISPR, ni siquiera - necesariamente - deben pasar por el mismo trámite, por la decisión tomada por funcionarios de 3a línea en el rango de la Administración Pública, siempre virando hacia las empresas biotecnológicas. Siempre.

Estamos ante una autocracia sobre la agricultura que al adolecer del contenido democrático en la diversidad de ideas y opiniones favorece - casi automatizada - las influencias monolíticas y hegemónicas de las grandes corporaciones del agronegocio, que les alcanza con torcer voluntades de algunos funcionarios de la Administración, visitando sus despachos (Direcciones, Sub-secretarias, Secretarías), para avanzar en reglamentaciones expeditivas hechas al molde de sus intereses sin necesidad que estar atados a leyes del congreso ni transitar los trámites parlamentarios con la debida participación ciudadana que desde sus perspectivas son cortapisas para sus objetivos inevitables, urgentes e inmediatos.

En este sentido, hacemos propio el análisis de Vandana Shiva sobre las consecuciones argumentales falsas del agronegocio. Las corporaciones dotan a sus herramientas de inevitabilidad y roban a las sociedades el pensamiento de opciones y alternativas. Sin embargo, no hay una inevitabilidad en las herramientas que utiliza la humanidad. Los agrotóxicos y la Revolución Verde fueron presentados inevitables, sin debate. De los OMG también se dijo que eran inevitables, no hubo debate y han fallado rotundamente como herramientas de control de plagas y control de malezas, llevando en lugar a la aparición de superfaunas y superhierbas. Ahora, con la Inteligencia Artificial o el aprendizaje por máquina, bajo el pretexto del cambio climático, se vuelve a operar del mismo modo y argumentando que es inevitable e imponiéndose a través de la digitalización forzada, haciéndonos olvidar la inteligencia en la naturaleza y sus diversos seres vivos, la inteligencia en la red alimentaria del suelo, la inteligencia ecológica de los agricultores y las mujeres, la inteligencia de los microbios en nuestro intestino: nuestro segundo cerebro.(68)



Hoy el AgTech ya tiene un punto de partida: la Secretaría de Tecnología Agropecuaria que el Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación le anunció como adelanto al IICA en el evento del 30 de Junio de 2020. Todo listo para que en esa secretaria empiecen a tramitar los expedientes administrativos para dictar las resoluciones de modo expeditivo – sin participación ciudadana - que se necesiten para acelerar los procesos del AgTech, casi en un abrir y cerrar de ojos. 

Tal como sucedió en el año 96, cuando el actual canciller Felipe Sola (subsecretario en ese entonces dela Subsecretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación) con su sola firma, sin evaluación de impacto ambiental, ni análisis de riesgos en materia inocuidad alimentaria y menos participación ciudadana, aprobó la soja transgénica RR1 de Monsanto, y del mismo modo que lo hizo semanas atrás
con la autorización de importación de insumos para la producción de venenos. Un fiel reflejo de lo que sucedió hace casi 25 años atrás.
 

El mapa del negocio que representa el AgTech del que se ufana Manuel Otero del IICA (69)

Sobre el autor

Abogado (Universidad de Buenos Aires) dedicado a la praxis ambiental. Articula Naturaleza de Derechos de Argentina. Ha ejercido y participado en la dirección jurídica en los “casos testigos” en materia de agrotóxicos DJEF (2012), Cabaleiro (2016), Cortese (2019), Lamothe Coulomme (2019). Ha patrocinado causas ambientales con fallos judiciales relacionados con feedLot, protección de arroyos y acceso libre a espacios verdes, basurales a cielo abierto y el acceso al agua potable, destacándose el caso testigo “Kersich” (2014) con fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación reconociendo materialmente el acceso al agua potable como un derecho humano en la Argentina. Ha promovido acciones judiciales contra empresas como Monsanto, Bayer y Dow por los cultivos transgénicos, que actualmente se encuentran en curso. Trabaja la incidencia para la reformulación de la normativa en materia de residuos de agrotóxicos en los alimentos y en el agua de consumo domiciliario. También articula y colabora con peticiones y denuncias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por violación de los derechos humanos en sectores sociales vulnerables en latinoamérica. Trabajos publicados: “Argentina contra Monsanto”. Participación. (2018). Juridicidad & Praxis en Agrotóxicos en Argentina. En Agrotoxicos y Agroecología. Enfrentamientos científicos, jurídicos, políticos y socioambientales. Univeridad Estadual de Goias. Coautoría con Dario Avila (2018). Patentes y Libertad de las Semillas en Argentina. The Future of Food- Farming with nature, Cultivating the future. Participación. Coordinación Vandana Shiva (2019). Praxis Jurídica sobre los Agrotóxicos en la Argentina – 2 tomos- (2020). Jurisprudencia del Agua. Recopilación de fallos y dictámenes en los poderes judiciales nacionales y provinciales de Argentina: Megaminería- (2020). Abejas & Agrotóxicos - Recopilación sobre las evidencias científicas de los impactos de los agrotóxicos en las Abejas – Petición ante la Relatoría DESCA de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En Español/Portugues (2020) en coautoría. Eduardo Martín Rossi, Leonardo Melgarejo, Murilo Mendonça Oliveira de Souza, Gabriela Ferrer, Dagmar Olmo Talga y Renato De Oliveira Barcelos.

Referencias

(1)  Alianzas estratégicas del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura -IICA
https://www.iica.int/es/strategic-alliances

(2) MICROSOFT E IICA FIRMARON UN ACUERDO PARA POTENCIAR EL USO DE TECNOLOGÍA EN EL AGRO. 2018
http://solocampo.com.ar/index/microsoft-e-iica-firmaron-un-acuerdo-para-potenciar-el-uso-de-tecnologia-en-el-agro/

(3) AgTech. El Nuevo Paquete Tecnológico del Sector Agropecuario. Junio 2020

(4) Bill & Melinda Gates Foundation Statement on Creation of Nonprofit Agricultural Research Institute. 21.1.2020  Acceso

(5) MICROSOFT Y EL IICA DEFINIERON HOJA DE RUTA PARA LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DEL AGRO DE LAS AMÉRICAS. Julio  2018.  https://www.iica.int/es/prensa/noticias/microsoft-y-el-iica-definieron-hoja-de-ruta-para-la-transformacion-digital-del-agro

(6) Acuerdo Microsoft-IICA potenciará la innovación y el uso de tecnología en el sector del agro de las Américas. 2018
http://mid.geoint.mx/site/publicacion/id/55.html

(7) EL IICA PROPICIA DIÁLOGO Y ALIANZAS PÚBLICO-PRIVADAS PARA LA TRANSFORMACIÓN DEL AGRO. Julio 2018.  Acceso

(8) Idem 7

(9) Gates afirma que invertir en la agricultura es fundamental y lo reafirma mediante aportación económica al CIMMYT. Febrero 2012  Acceso

(10) Dr. Vandana Shiva, Prerna Anilkumar y Urvee Ahluwalia. Ag One: Recolonisation of Agriculture. Febrero 2020
http://www.navdanya.org/site/attachments/article/703/Ag-One-17thfeb.pdf

(11) Shiva, V y Shiva, K. 2018. La unidad contra el 1%: Destruyendo ilusiones, sembrando libertad.

(12) Idem 10

(13) ¿Cómo gasta la Fundación Gates su dinero para alimentar el mundo?. Noviembre 2014
https://grain.org/es/article/5078-como-gasta-la-fundacion-gates-su-dinero-para-alimentar-el-mundo

(14) DESAFÍOS GLOBALES DE LA AGRICULTURA PUEDEN TENER RESPUESTAS EN LAS AMÉRICAS. Octubre 2011  Acceso 

(15) Idem 10

(16) Idem 10

(17) “Alimentar al mundo en un clima cambiante: una hoja de ruta de adaptación para la agricultura” Octrubre 2018
https://cdn.gca.org/assets/2018-10/18_WP_GCA_Agriculture_1001_Oct5.pdf

(18) LA AGRICULTURA MUNDIAL DISPONE DE UN NUEVO INSTRUMENTO PARA LA ADAPTACIÓN EFECTIVA AL CAMBIO CLIMÁTICO. 2018  Acceso

(19) Idem 5

(20) ACUERDO ENTRE BAYER Y EL IICA PROMOVERÁ LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y EL DESARROLLO SUSTENTABLE DEL AGRO. FEBRERO 2019
Acceso

(21) El IICA y Bayer firman acuerdo para promover seguridad alimentaria en América. 2019
https://www.nuevospapeles.com/nota/17625-el-iica-y-bayer-firman-acuerdo-para-promover-seguridad-alimentaria-en-america

(22) ACUERDO ENTRE CORTEVA AGRISCIENCE Y EL IICA FORTALECERÁ PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS DE CALIDAD EN LAS AMÉRICAS. Octubre 2019  https://iica.int/es/prensa/noticias/acuerdo-entre-corteva-agriscience-y-el-iica-fortalecera-produccion-de-alimentos-de

(23) Idem 3

(24) Idem 3

(25) Smart Rural Mendoza 2019 - Mirá lo que nos contó Gabriel Delgado sobre el Campo 4.0. "La Paró de Pechito Bill Gates". Gabriel Delgado. Interventor de Vicentin. Junio 2019
https://www.youtube.com/watch?v=7Q8rDvyGx6M

(26) Agricultura 4.0, carne artificial y blockchain: cómo se abren paso las nuevas tecnologías. Noviembre 2018.
https://www.lanacion.com.ar/economia/campo/agricultura-40-carne-artificial-blockchain-como-se-nid2190887

(27) Idem 10

(28) Idem 10

(29) Idem 3

(30) La vaca de los 40 millones de dólares: Bill Gates invertirá esa suma en el desarrollo de un animal. Enero 2018
https://agrolink.com.ar/la-vaca-los-40-millones-dolares-bill-gates-invertira-esa-suma-desarrollo-animal/

(31) Idem 3

(32) La hamburguesa de “carne” vegetal, experimento inseguro. Agosto 2017
https://www.etcgroup.org/sites/www.etcgroup.org/files/files/impossible_burger_spa_boletinprensa_8ago.pdf

(33) Idem 32

(34) Ciencia ¿Qué es la tecnología CRISPR?
https://blog.bayer.es/que-es-la-tecnologia-crispr/?fbclid=IwAR1tZPOS4pajVp3FSnW8Gazs_io-FqxeEjmGf4GYgGo2CEewJuEb_QSEVtQ

(35) Syngenta presentará su catálogo de variedades sostenibles en Fruit Logistica. Enero 2020  Acceso a la nota

(36) Edición genética en China: una apuesta para alimentar a sus 1400 millones de habitantes. Junio 2019  Acceso

(37) Desarrollan plantas de pepino resistente a virus mediante edición génica. Agosto 2016  Acceso

(38) CRISPR/Cas9: las serias advertencias de unos científicos sobre los peligros de la técnica que revolucionó la genética. Julio 2018
https://www.bbc.com/mundo/noticias-44861150

(39) Nuevos transgénicos, más riesgos. Dario Aranda. Marzo 2020  Acceso

(40) Asunto C-528/16 - SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA (Gran Sala) de 25 de julio de 2018  Acceso sentencia

(41) Claire Robinson.New tool for rapidly analyzing CRISPR edits reveals frequent unintended edits. GMwatch  6.1.2020  Acceso

(42) Claire Robinson. CRISPR-edited rice shows wide range of unintended mutations. GMWatch 9.6.2020.  Acceso

(43) Boris V. Skryabin1, Magnus Kummerfeld, Leonid Gubar, Birte Seeger, Helena Kaiser, Anja Stegemann. Pervasive head-to-tail insertions of DNA templates mask desired CRISPR-Cas9–mediated genome editing events. 12.2.2020.  Acceso

(44) Yet more problems with CRISPR – with consequences for food safety. GMWatch 22.2.2020  Acceso

(45) Karthik Murugan, Arun S Seetharam , Andrew J Severin y Dipali G. Sashital. CRISPR-Cas12a has widespread off- target and dsDNA-nicking effects. Journal Biological Chemistry. 5.2.2020.  Acceso

(46) Arne H. Smits, Frederik Ziebell, Gerard Joberty, Nico Zinn, William F. Mueller, Sandra Clauder-Münster, Dirk  Eberhard, Maria Fälth Savitski, Paola Grandi, Petra Jakob, Anne-Marie Michon, Hanice Sun, Karen Tessmer, Tilmann  Bürckstümmer, Marcus Bantscheff, Lars M. Steinmetz, Gerard Drewes & Wolfgang Huber. Biological plasticity rescues  target activity in CRISPR knock outs. Nature. 28.10.2019.  Acceso

(47) Resolución 173/2015 MINISTERIO DE AGRICULTURA, GANADERÍA Y PESCA SECRETARÍA DE AGRICULTURA, GANADERÍA Y PESCA  Acceso

(48) Resolución 763/2011 MINISTERIO DE AGRICULTURA, GANADERÍA Y PESCA SECRETARÍA DE AGRICULTURA, GANADERÍA Y PESCA  Acceso

(49) RECURSOS GENÉTICOS Y ORGANISMOS GENÉTICAMENTE MODIFICADOS AUDITORÍA GENERAL DE LA NACIÓN. Departamento de Control de Gestión Ambiental. Informe Nro 64. Julio 2019  Acceso

(50) Resolución 36/2019 SECRETARIA DE ALIMENTOS Y BIOECONOMIA  Acceso

(51) IICA/MAGyP 2013. Agricultura Inteligente : La iniciativa de la Argentina para la sustentabilidad en la producción de alimentos y energía. 2013  http://repiica.iica.int/docs/b3218e/b3218e.pdf

(52) Convenio IICA/MAGyP 2014. "Desarrollo Sustentable e Inclusivo del Sector Agroalimentario y  Rural Argentino"  Acceso

(53) Presupuesto "Desarrollo Sustentable e Inclusivo del Sector Agroalimentario y  Rural Argentino"  Acceso

(54) EL DIRECTOR GENERAL DEL IICA PARTICIPÓ DE LAS CEREMONIAS DE ASUNCIÓN DEL NUEVO PRESIDENTE DE ARGENTINA,  ALBERTO FERNÁNDEZ. Diciembre 2019  https://iica.int/es/prensa/noticias/el-director-general-del-iica-participo-de-las-ceremonias-de-asuncion-del-nuevo

(55) EL IICA APOYARÁ LOS ESFUERZOS DEL GOBIERNO ARGENTINO EN FAVOR DE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL. Enero 2020  https://iica.int/es/prensa/noticias/el-iica-apoyara-los-esfuerzos-del-gobierno-argentino-en-favor-de-la-seguridad

(56) Idem 55

(57) El IICA donó a la Argentina recursos para la compra de semillas. 17 de Junio 2020  https://www.noticiasagropecuarias.com/2020/06/17/el-iica-dono-a-la-argentina-recursos-para-la-compra-de-semillas/

(58) Idem 10

(59) El IICA ayudará en los programas "Argentina contra el Hambre" y "Potenciar trabajo". Junio 2020  Acceso

(60) El IICA donó a la Argentina recursos para la compra de semillas.  Acceso

(61) Idem 60

(62) El Prohuerta y nuestras semillas. Marzo 2019  https://www.calisafauba.com/post/el-prohuerta-y-nuestras-semillas

(63) Idem 62

(64) Ley 27.118 Declárase de interés público la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena. Régimen de Reparación  Histórica. Creación. Enero 2014  Acceso

(65) Idem 3

(66) Idem 10

(67) Prensa Gobierno Nacional https://www.argentina.gob.ar/noticias/el-ministro-basterra-abrio-el-ciclo-virtual-el-impacto-cientifico-tecnologico-en-el

(68) Idem 10 

(69) Idem 3

Fuente: Naturaleza de Derechos 

 

print.gif friend.gif
Share |

Escribir un comentario

  
ser-mujer-300x700-1.gif
Noticias Cuyo

Terminos y Condiciones Contacto

Powered by Yanasu S.A. | Eurofull MendozaLineas-IPMendoza en la Web